12 noviembre 2006

La mina que toma sol en el parque Independencia está filosa

Pasó más de un mes desde que nuestro amigo Agustín Vitta cambió su estado civil y desde Lanese oí Rumores ofrecemos una crónica de su despedida de soltero. La cosa viene con atraso pero igualmente la publicamos por la función documental que cumple. Imaginen cuando dentro de algunas décadas Agustín le muestra este informe a sus hijos...

Hace unos días me encontraba de visita en la redacción de Infobae y con mis estimados colegas periodistas discutíamos cuál debía ser la postura de un cronista frente a la cobertura de una fiesta. Ante la disyuntiva fue Dani el que decidió darle vuelo a la charla. “Trae la bolsa” le ordenó a Edi. Enseguida armamos una ronda y en pocos minutos el papel ardió y la herbalife empezó a consumirse.
“El periodista debe ser uno más de los invitados. Debe beber cuando todos beben, comer cuando todos comen, bailar cuando todos bailan, aspirar cuando todos aspiran y quedarse hasta el final de la joda haciéndose chupar la pija por algún travesti o un menor de edad”. La postura llegó del ala progresista del grupo, con la acotación final de un mediático sacerdote. Los más conservadores afirmaban que “el cronista debe ser medido, pulular por todos los rincones de la fiesta, evitar los excesos y retirarse temprano cuando está en el perfecto uso de sus facultades”.
La anécdota toma valor a la hora de definir cuál iba a ser mi papel en la despedida de soltero de Agustín Vitta. Todavía no sé por cuál de las dos me incliné pero podría decir que fue una mixtura de ambas, y que me sentí demasiado tentado con lo del menor de edad.

El ascensor del Club Mitre no funcionaba por lo que descendí a pie los 73 peldaños que te dejan en la entrada. No conté los escalones, pero ninguno de ustedes lo hizo así que no pueden refutarme el dato. Ja!! Qué pija que soy!!!
La noche se prestaba para el jolgorio. La luna hacía la plancha en el río y las estrellas chispeantes se desprendían de la oscuridad. Los brazos de los árboles sentían las cosquillas del viento, que, enamorado, le recitaba poemas entre sus ramas.
Un grupo de skinheads con los ojos vidriados y apabullados por la belleza de la naturaleza, cantaban villancicos y entonaban plegarias religiosas. La gracia del Señor sobrevolaba el lugar.
Agu Mosca se hizo cargo del asado y fue tirando la nerca al fuego. La cerveza corría desde temprano y nadie esquivaba el encanto del porrón. “A comerla”, gritó el Narigón emulando a Francella y la parrillada se entregó a los hambrientos dientes de los comensales. El comienzo de la noche seguía los mismo pasos de la (olvidable) despedida de la Cabra. Pero todos sabíamos que el fiasco no se podía repetir.

Recordando la charla con mis amigos de Infobae decidí no prenderme a la locura del alcohol para mantener la lucidez, pero estaba decidido a participar activamente de la joda.
Un gran tacho conservaba la bebida con la temperatura ideal. El asado (muy bueno) ya era historia y el fernet cotizaba cada vez mejor. El homenajeado disfrutaba, pero a la vez mantenía una actitud defensiva, sabía que la noche iba a ser movida.
El tacho perdía peso y el agua ganaba en frío. La idea era cruel pero efectiva. Sumergir a Agustín en el tacho y hacerle sufrir el “submarino” no fue posible debido a la estrechez del tacho. Pero ya sin ropas no podíamos resignarnos a la maldad y, emulando a los yanquis, lo decretamos ganador del Súper Tazón y le vaciamos el tacho en la cabeza.
Los skinheads disfrutaban de nuestras travesuras y había uno que le quería dar unos besos a Agustín. Álvaro, notoriamente entonado, se prendía en tono burlón en los cánticos de los marginales y para evitar la tensión comenzamos la retirada.
Agustín, despojado de sus vestimentas, fue subido al baúl de la Caravan de Pancho y sus partes íntimas fueron cubiertas con hojas y ramas.

Como cronista en ese momento debía tomar una decisión de gran importancia. Elegir correctamente en qué auto subirme para escoltar al desnudo Agustín no podía ser definido a la ligera. Opciones: si subía al auto de Pancho me iba a ser imposible capturar la reacción del Ave ante los sucesos. Quería observar los hechos pero también tenían intenciones de ser protagonista. Por otro lado, imaginen lo aburrido que sería esta crónica si me adentraba en el auto del Mosca… Razón por la cual me hice un lugar en el móvil del Pica, el barón de la cerveza.
Fue desde el asiento trasero que quise imponer el “Pete Tour”, consistente en levantar un traba en calle Pasco y meterlo en el baúl de la Caravan para que le practique sexo oral a Agustín mientras lo exhibíamos por las calles de la ciudad. Confieso que tenía intenciones de que el “Pete Tour” fuera una procesión tipo las Siete Iglesias, con una mamada en cada una, pero me dijeron que era una zarpado. Igualmente la idea no prospero y sólo nos limitamos a enseñarlo en bolas por calle Pellegrini, deteniéndonos en algunos semáforos para mostrarlo de cuerpo entero a las transeúntes.
El paseo tuvo un punto de quiebre al llegar al laguito (no,el patova, no) del parque Independencia. Hay que decirlo, la culpa de todo fue de Álvaro, quien ya tenía un grado etílico preocupante. Fue él quien le dio un empujón a Agustín que le terminó por producir un profundo tajo en una de sus canillas al impactar contra la islita donde toma sol la mina que nunca se broncea. Consecuencia: se cortó el mambo.
Rápido de reflejos impulsé el “Heca Tour” pero tampoco fui escuchado y el desfalleciente cuerpo de Agustín fue trasladado a la morgue de… bueh, a la guardia del Sanatorio de la Mujer, donde tuvimos el contacto más cercano con una mina. Otra despedida a lo Opus.
Allí un grupo de adolescentes lloraba la trágica muerte de una sus amigas… ¿cómo?, ¿no murió? ¿Y por qué carajo derramaban tantas lágrimas? En fin, tras consultar al forense nos enteramos que la pendeja se clavó dos litros de líquido para freno, lo mezcló con caramelos Fizz y no se la bancó. Fue por eso que cayeron en la misma guardia que nos, los representantes del pueblo.

Fernet en mano, flojo de piernas y con la lengua filosa, Ignacio tuvo una destacada actuación en la sala de espera. Entabló relación con las púbers que, desesperadas por la salud de su amiga e indignadas por la actitud de Nacho y compañía, lloraban y gritaban sin consuelo.
El entusiasmo fue decayendo a medida que avanzaba la noche y algunos partieron antes de escuchar el parte médico del doctor Cahe que traía las novedades de la salud del Ave. Un par de puntos de sutura debajo de la rodilla y nos devolvieron al homenajeado para que continuemos con la farra. Pero la alegría había caducado y el ingreso a Madame fue sólo un trámite para cerrar la noche.

La paja te engrosa


El periodismo se nutre de noticias. La noticia es un hecho novedoso. Algo que escapa al acontecer diario. 40 grados de temperatura en enero no es noticia. Aunque los diarios lo pongan en tapa todos los veranos. Lanese oí Rumores pesca noticias. Estas fotos son noticia. Pasen y vean (y de paso lean).

El pasado verano se cumplieron 10 años del asesinato de José Luis Cabeza en Pinamar. Su mayor pecado fue revelar al país el rostro del poderoso Alfredo Yabrán. Aquella primicia en tapa de la revista Noticias le costó la vida al fotógrafo y fue el comienzo del ocaso del canoso empresario postal (aunque algunos afirmen que está vivo o que se fue a Córdoba y se convirtió en Piñón Fijo).
Hace unos días, chequeando el mail, encontré unas fotos que me hicieron poner la piel de faisán. Lo que era un rumor infundado se convirtió en una realidad palpable, ya que estoy seguro que más de uno se palpó al verlas.
El notorio cambio físico que muestran las fotografías certifica que Richard Lakes es otro. De golpe nos dimos cuenta que bíceps, tríceps y abdominales también formaban parte del cuerpo de Laguitos. De más está describir lo que está a la vista.
Pero lo que hay que destacar es la sagacidad de este joven y valiente fotógrafo que pone en riesgo su vida al publicar las imágenes del patovica Lagos. Conocida son las pocas pulgas que tienen los miembros de este brutal gremio, por lo que al publicarlas en este masivo medio que me toca dirigir, no puedo dejar de sentirme intranquilo, y hasta en un grado responsable, por lo que pueda llegar a pasarle a este artista del lente fotográfico. Es por ello que desde Lanese oí Rumores no brindaremos mayores datos sobre la identidad de este muchacho… salvo que se llama Ezequiel Castro, se domicilia en calle Montevideo y 1º de mayo (alternativamente reside en Fisherton). Teléfono 421-5628, o el celular 156-168868 (casi nunca tiene crédito). Pero no quiero brindar más indicios ya que no creo que pueda cargar sobre mis espaldas con la culpa de una muerte. Fin.


Avance próxima entrega: Es difícil apreciar la magnitud del río cuando estamos sumergido en él. Para tener una real dimensión sobre lo que acabamos de cruzar es bueno esperar a estar en tierra firme y volver la cabeza para poder analizar lo hecho con un mayor panorama. No, no es una frase de Bucay, es mía. Próximamente Lanese oí Rumores publicará un compilado con las mejores partes de la despedida de soltero de Agustín Vitta. (Para brindar una información de mayor calidad se requiere a quienes estuvieron presentes facilitar material fotográfico. Desde ya muchas gracias).

13 julio 2006

Viene el huevón

“Che avisa por el ‘Lanese’ que el Chileno viene a mitad de mes” me tipeo el Pica por el chat. La noticia me tomó desprevenido y a la vez me produjo una gran intriga. Pasaron muchos años desde la última vez que nos vimos y las cosas han cambiado. Me fijo en mi y sé que no soy el mismo del ’98. Más barba y panza, menos pelo y una prolongación peneana me hacen un tipo diferente, aunque para los que me vieron seguido los cambios no fueron tan grandes ya que presenciaron toda la transformación. ¿Qué pensará el Chileno al verme? ¿Qué pensará del resto al volver a verlos? Todos somos distintos, si hasta Guido, mujeriego y futbolero como pocos, fue a hacer las compras al super con su novia cuando Argentina jugaba el suplementario contra Méjico en el mundial...
Después de un rato caigo en la realidad de que el Chileno también debe ser otro, uno muy diferente del que conocimos. No estoy dispuesto a que su visita me tome por sorpresa y salgo decidido a investigar qué fue del Chileno en estos últimos ocho años.
Abandono mi confortable sillón de cuero e’ pija. A las apuradas, bebo el último sorbo de brandy mientras acomodo la revista cultural “Ñ” sobre algunos libros de Borges y Nietzche que reposan en el escritorio Luis XV que perteneciera a Domingo Faustino Sarmineto y salgo raudo a... ¡¿Qué?! Esta bien... Abandono el tambaleante inodoro. A las apuradas apago el Viceroy en el bidet mientras con desesperación busco en la página 32 de la Paparazzi las fotos de la Cirio en pelotas, ¿okay? Posterior a la tocata, inflo la bicicleta Liliana de mi mamá (la mía se pinchó y la de mi vieja tiene canastito que es re práctico) y parto hacia Tijuana a entrevistarme con el Pica, quien me informó de la inminente llegada y mantiene contacto fluido con el Chileno.
Sentado en su confortable sillón de cuero e’ pija, bebiendo una copa de brandy mientras divertido lee “Cien cepilladas antes de dormir”, Pica lanza una estruendosa risotada acompañada de un flato (pedo) al tiempo que apoya sus piernas en el escritorio Luis XV que perteneciera a Domingo Faustino Sarmiento. Debe ser el único tipo en el mundo que cuando se le cerraban todos los caminos se dedicó a la bebida y le fue de puta madre. En la sede central del delivery de alcohol más redituable de la ciudad Eugenio arroja algunos datos sobre el Chileno.

_ Mirá, se recibió de ingeniero de sistemas, o algo así. Labura con la computadorita haciendo boludeces y está todo el día en el MSN.
_ ¿Sabés algo de su vida sentimental?, indago filoso.
_ Humm, bien no recuerdo. Tal vez $10 refresquen mi memoria.
Entrego el billete que ilustra Manuel Belgrano y escucho.
_"Tuvo un pibe", contesta seco y verificando la legalidad del dinero.
_ ¿Pero se casó? ¡Por favor, decime que fue en gracia de Dios!
_ Humm, bien no recuerdo. Tal vez $10 refresquen mi memoria.
Cuento algunos billetes de dos y unas monedas y junto $8.80.
_¿Alcanza?
_ Sí pero voy a reservarme algunas letras. No contraj matrim, est en pecad mort, dice cortante.
_¿Pero fue buscado o es producto de un deslíz?, vuelvo a inquirir.
_ Humm bien no recuerdo. Tal vez un canasto de bicicleta Liliana refresque mi memoria.

Boquiabierto salgo de Tijuana con mi bici sin canasto y de fondo escucho otra carcajada acompañada por un flato (pedo). Pienso en la última respuesta y en cómo le voy a explicar a mi vieja la pérdida del canasto. “Lo cambié por un ‘qué se yo, boludo’ (risas)”.
Sentado en el cordón respirando el smog que lanza el 122 se me ocurre visitar a Guido. El Chileno vivió unos meses en su casa y no sería descolgado que sepa algo de su actualidad.
Toco el timbre en Mendoza y Richieri y la Colo, en camisón, me avisa que Guido se mudo, que hace rato abandonó la casa de los padres. Estupefacto noto que se tanto o menos de la actualidad de Guido que la del Chileno.
Riobamba 632. El Mosca desciende las escaleras y comienza a lagrimear cuando le pregunto por el Chileno. Se ve que el amor que hubo entre ellos fue fuerte y que la pequeña luna de miel en Viña realmente lo marcó. “Caminábamos de la mano por la playa”, recuerda entre sollozos. Le notifico que su ex fue padre y otra vez rompe en lágrimas. “Es que ahora me acorde de Claudito”, balbucea y el diálogo se vuelve imposible. Le tiendo un pañuelo y lo dejo en su tristeza.
De vuelta en mi hogar repaso los datos recogidos y noto que no tengo ni la más puta idea de nada que tenga que ver con el Chileno. Nada sobre su aspecto físico, sus tendencias ideológicas y sexuales, su relación con los estupefacientes y aquella denuncia por prostitución infantil en complicidad con el padre Augusto. Solo tengo dudas sin ningún atisbo de respuestas. Será cuestión de esperar y sorprenderse ante la realidad.

12 junio 2006

Grita gol conmigo en Alemania


Anfitrión por naturaleza, Pancho abrió las puertas de su casa para ver el debut de la selección en el mundial.
Pintan unas ricas pizzas. Una tiene cebolla. Mucha cebolla. No me gusta la cebolla, pero igual la como. La de roquefort está güena y la napolitana no la prové. Acompañadas por la bebida imperialista por excelencia la espera del debut de la selección en el mundial se hace más amena.
Discutimos sobre la lista de Pekerman, las publicidades mundialistas, el desembarco en Normandía y si en realidad los celulares vinieron a remplazar a los Tamagochi. Ya estamos todos y no me dejan mirar un partido de lacrosse que pasan por ESPN. Negros ignorantes, no saben disfrutar de un deporte de elite.
No es un buen día para dejar de fumar. No soy un fumador, así que no estoy interesado en dejar el pucho. Muchos de mis amigos fuman y se potencian cuando juega la selección. El número de atados crece cuando entre los titulares están Burdisso, Cambiasso, Riquelme y Saviola. A algunos no le gustan. A otros sí. Y fuman, siempre fuman. ¡Se cagan en las leyes, viejo!. Estamos en Rosario, cuna de la Bandera y del asilo hot, y se cagan en las leyes. A propósito del asilo, ¿no es loco que destituyan al responsable del área de la provincia y a la directora del lugar porque a ésta un stripper le refregó la chota por la jeta en medio del geriátrico y no porque los viejos se cagan de frío y hambre? Efecto Cromagnon. Tiene que pasar algo para que se den cuenta de que están haciendo cualquiera. Me indigno sólo y le entro a los manices.
"Divide y reinarás", le metieron en la cabeza a Heinze y el Gringo se pasó todo el partido tirando pelotazos a dividir. Acepto y festejo las repeticiones desde distintas cámaras de las jugadas de riesgo pero no le veo sentido al reiterado comentario de Bilardo pidiendo que el Pato salga jugando del fondo en vez de tirar pelotazos a dividir. "Divide y reinarás" dice el bielsista Heinze con los pantalones hasta el cuello.
Los goles de Ayala, Crespo (ver foto), Saviola y Maxi Rodríguez hicieron estallar las gargantas de todos nosotros, pero dos veces fueron al pedo porque las anotaciones no fueron convalidadas. El ingreso de Palacio en el complemento nos hizo ilusionar con ver gambetas y amagues, pero que en vez de botines se haya puesto los patines que usó Ayala en la propaganda de YPF no tuvo nada que ver.
Me aislo de los festejos (¿hubo?) y me interno a ver los análisis que hacen en la tele y más que reflexiones veo cholulaje burdo. Francella, Nicole Neumann, Ingrid Grudke, y otros están en Alemania. El mundial más menemista desde el de Estados Unidos. No quiero decir que Kirchner sea como Menem pero sí que produce efectos similares. Un menemismo progre.
Coincido con los que piensan que Messi es un crack pero discrepo con los que lo llaman genio. Para mi Messi es mongui y esa es la clave de su éxito. No tiene la más puta idea de lo que representa, entonces le tiran la pelota y encara como si jugara en el barrio. El día que se de cuenta de dónde esta parado se entregará indefectiblemente a las drogas, las partuzas, engordará y empezará a hablar de sí mismo en tercera persona.
Para el cierre me pregunto: ¿La FIFA no piensa hacer nada con lo imbéciles que aún después del tsunami siguen haciendo la ola? ¿No les parece una provocación? ¿O acaso no sancionarían a Italia si a Francesco Totti se le ocurriera festejar un gol haciendo el avioncito para luego estrellarse y derribar a Inzaghi y Del Peiro?

07 junio 2006

Pérdidas mundiales

Es el cuarto mundial que vivimos como grupo y la emoción me embriaga. Repasé los tres anteriores y descubrí cosas interesantes que quiero compartir. Por otro lado apoyo la moción del compañero Pancho Coloccini de ver los partidos en su casa. Ah...Lionel Scaloni es jugador exclusivo de Lanese oí Rumores Mundial y la foto con la responsable comercial del blog así lo certifica.

Con un esfuerzo supremo logro abrir el grifo de la ducha. La lluvia cae fina y su temperatura oscila caprichosamente. Cierro. Abro. Abro un poco más. Encuentro una calidez que me agrada pero en seguida se enfría y vuelvo a empezar. Sufro el frío, pero me dejo vencer. Trato de pasar el momento rápido y me escapo en mi mente. Pienso. Pienso y me maquino. Me maquino hasta despegarme de la humedad de un baño sin bidet y viajar al pasado. Fotografías que demuestran las alegrías del ayer y las miserias de hoy. La pantalla gigante en el teatro El Círculo refleja los rojos rizos al viento mojados por la cristalina agua. Meneo de cabeza. Derecha-izquierda-derecha. Repetidamente. Imágenes felices que contrastan con la helada jornada y la ducha imprevisible. Sigo pensando y maquinando. Se viene el mundial y viajo a mis recuerdos primarios... y no encuentro demasiado.

Alguna vez alguien me dijo que el exceso de drogas, alcohol, caramelos Fizz y masturbación puede generar algunos daños en la memoria. Debería tener recuerdos del mundial `86 pero no es así, y del `90 sólo retazos y pinceladas. Así caigo en Estados Unidos y se abre una ventana que muestra imágenes entrecortadas. Un montón de adolescentes uniformados saliendo del colegio yendo a ver la selección a la casa de Guido. Refugio nocturno posterior a Contrabando, lugar de asaltos en los que vi al anfitrión acosando a la Claudia y el recuerdo imborrable de las repisas de la habitación repleta de latitas que alguna vez derribé. Pienso que esa época estaba buena y considero la idea de ver el mundial en aquel lugar. Pero el tiempo quiso que el Cabezón se mude lejos (parece que no soportaba tenerlo al primo tan cerca) y otro mundial en calle Mitre se vuelve imposible.

Exprimo el champú y sacó las últimas gotas para lavar mi cabellera. Uso el VO5. Quiero tener el peinado de Chayanne. Todavía no lo logro. Pero insisto. Insisto en mi viaje mental y me veo gritando un gol a Croacia en la casa de Boli. Casa de varias plantas con salón de juegos en la parte superior. Reducto de varios asaltos y se me cae la imagen de un Mamo acorralado contra la pared por la dulce Monina, o algo así. Cuando mamá no cocina, llamamos a Monina, se me aparece el slogan al sentir el frío que larga la desnutrida heladera...Me colgué de otra rama, pero vuelvo. Vuelvo porque estamos a horas de comenzar el mundial y esto tiene que ser lo único que ocupe mi mente. Ese `98 estuvo bueno, tal vez podríamos ver el mundial en la casa de Boli. Pero ese caserón no es más de los Gallo y Boli está muy lejos.

Fino. El hilo de agua es cada vez más fino y todavía no logré enjabonar mi flácido cuerpo. “El jabón de tocador es un lujo de unos pocos”, me consuelo mientras me refriego con el jabón para la ropa “Perdiz”. La piel reseca se desprende y llora la miseria. Miseria que afrontaba el país en el 2002 luego de la debacle del diciembre anterior. Miseria que esperaba un paliativo con el éxito del equipo de Bielsa. Madrugadas en casa de Nico precozmente cortadas por un penal, un tiro libre y 2.965 centro fallidos. Alguien puteaba a Chassman y Pablito Barrera perdía la mirada debajo del sofá. La tristeza me gana. Por el resultado deportivo y por tener la certeza de que nunca volveré a mirar un mundial con Pablo. No, no falleció, pero se fue a la mierda y no vuelve ni en pedo, el muy puto. Puto el que lee, reza un original graffiti que me causa gracia y me río. Jajajajaj, qué risa, aaakiiiijjjjj, qué divertido.

Salgo de la ducha. Me cago de frío. La toalla mantiene la humedad del último baño. La escurro. Aún con los ojos vidriados y las mejillas saladas llego a la conclusión de que cada mundial trae consigo una pérdida. Las casas de Guido y Boli, a Boli, a Pablo. Pienso qué se va a comer Alemania. Sé que va a ser el último mundial de soltero de más de uno. Agu Vitta, la Cabra, el Dika, Guido. Será mi último mundial con pelo pese al VO5 y la ilusión de tener el peinado de Chayanne. Pero el tiempo dirá qué otra cosa se perderá después de este mundial. Al menos no perderemos la costumbre que tenemos cada cuatro años de volver a juntarnos por una pelota, aún siendo conscientes de que para Sudáfrica habrá algo que estará faltando.

05 mayo 2006

Casorios por doquier

¿A que no saben quién es el ex compañero nuestro que cumplió su sueño y pudo celebrar su ansiada boda gay? La respuesta no la puedo dar, pero miren cuidadosamente la foto y tal vez podrán descifrarlo. Aunque lo importante de este evento no es la unión conyugal y la posibilidad de adoptar niños que esta flamante pareja está manejando, sino el comienzo de una tendencia que crece en este 2006. Al parecer los alumnos de la 11º promoción se les da por casarse en el año del Mundial.
Queridos amigos de nuestra infancia con los que compartimos vivencias y aventuras han decidido dar el gran salto y unirse en sagrado matrimonio. La extensa lista está integrada por Sebastián Muñoz, Agustín Vitta, Bruno Di Camillo, Guido Lanese y Federico Gregoret (ver foto).
Ante el hecho consumado Lanese oí Rumores se puso en contacto con la consultora Mora y Araujo con el fin de conocer quién será el próximo que se agregará a esa lista y quién será la dichosa mujer que lo acompañe al altar. Para ello necesitamos (Mora, Araujo y yo) su participación mediante un comentario. La próxima semana publicaremos los resultados con una breve explicación de los mismos.

22 abril 2006

La distancia no te hace inmune

Incluido dentro de la nómina de "fugas de cerebros" que comenzó en el 2001 luego de la debacle delaruista, nuestro amigo y compañero Barra emprendió el exilio con la valija llena de ilusiones y Herbalife. Algunas pocas noticias fueron llegando desde el país que vio nacer a Truman Capote sobre el paradero de nuestro representante en USA.
Se dijeron muchas cosas y otras tantas se callaron y la distancia no hizo más que engrandecer los mitos y verdades de este personaje singular. Claro que Lanese oí Rumores nunca se casó con las versiones oficiales y a modo de primicia les acercamos la otra verdad, la que nadie se atreve a contar y la que todos tememos reconocer. Se habló mucho de sus amoríos interraciales, de sus nuevas costumbres religiosas, de su dieta a base de vegetales con forma peneana, y hasta de su debilidad por la política expansionista de George Bush. Todos estos datos son reales y son avalados por las pruebas que anónimamente fueron llegando a la redacción de este blog.
Triste realidad. "Tengo un tape", se escuchó del otro lado del teléfono. "Rial dejate de joder que no es el horario de Intrusos", respondí un tanto ofuscado. "Tengo un tape, que demuestra qué es lo que fue a hacer a Miami", volvió a decir aquella voz anónima sin cambiar el tono. Lo que siguió fue una negociación interminable para poder adueñarme de dicho tape. No importan los medios utilizados, sino que finalmente logré mi cometido y las pruebas están en mi poder. ¿A quién le interesa que para conseguirlo haya facilitado la prostitución infantil, un golpe de estado en Haití y el ingreso de 1500 toneladas de heroína al país?
Mis retinas no podían digerir lo que estaban viendo. Las imágenes eran un mazaso detrás de otro. Pasaban brasileras, chinas, negras, rusas, curas, burros, Dalma y Giannina. No había un hilo conductor, simplemente un clip hipnótico, un verdadero manual sexual, el kamasutra posmoderno. Sobre el final del video, de una duración de más de dos horas de meta y ponga, aparece nuestro amigo empilchado con una bata roja. "Ahora que Dalma se la chupe al burro mientras el cura le mete ostias en el culo a Giannina" dice a la cámara con una sonrisa picaresca desde su silla de director. Estas imágenes nunca se proyectan, sino que son la invitación a ver próximamente "Abotonados IV", la exitosa cotinuación de esta saga de películas pornos que Pablito dirige y protagoniza.
Como prueba de la popularidad que esta película está teniendo en los Estados Unidos basta con ingresar en el Google "Barrera + Abotonados" y verán una lista de más de un millón de sitios que contienen la información requerida. En la última entrega de los premios JAPI, dedicado a la industria pornográfica, Abotonados III se alzó con cinco estatuillas y Pablo logró el premio a mejor director. En la foto que ilustra esta nota se lo ve a Barra en el balcón del Kodak Theatre, lugar donde se realizó la ceremonia, acompañado por Manu Ginóbili, quien tuvo una pequeña participación en el filme por la que se quedó con el premio "Poronga Revelación".

21 abril 2006

El Regreso

Andrés Calamaro definió, mientras se comía a Julieta Cardinali en un lujoso hotel de alguna bella localidad española, que el nombre de su esperado retorno a las bateas sería "El Regreso". Para no ser menos, el director de este resucitado boletín, devenido por los avances tecnológicos y el bajo costo que representa en "blog", decidió titular de la misma manera su editorial para no sentirse menos que el roludo músico. Con la salvedad de que la ocurrencia no fue en los felices términos en que le cayó la ficha a Andrés. En esta mugrienta habitación los lujos sólo se ven en la tele que eternamente proyecta Fashion TV y Julieta Cardinali es tan solo un fondo de pantalla.
¿Por qué volver se preguntarán ustedes, si desde que se fue el Carlo no pasa nada divertido en este país? Pues por eso mismo, para hacer algo divertido y recuperar un espacio que durante algún tiempo nos mantuvo unidos. Y para acortar las distancias que nos separan desde hace algunos años con otros seres que tanto, pero tanto aportaron en los años de brillo de este medio. En esta vuelta Lanese oí Rumores no pretende hacer nada nuevo, porque tal como les contaba algunas líneas arriba, no está pasando nada nuevo. Por lo que la propuesta para este regreso será un refrito de viejos éxitos y cada tanto compartiremos actualizaciones que merezcan la pena ser publicadas.
El formato de blog permite su participación, querido lector. Todas las notas tienen la opción de agregar un comentario al final de la misma que automáticamente será publicado sin ningún tipo de censura, algo con lo que no estoy totalmente de acuerdo pero es parte del juego y debo aceptarlo. La censura es una dulce adicción, una vez que la probás no podés parar de teclear el supr, pero tengo conocimiento de que no está muy bien vista y que es políticamente incorrecta. Aclaro que de política no entiendo nada, salvo que cada tanto culpa de ella se suspende el fútbol un domingo para hacer algo que se llaman elecciones y que en general son en octubre. Esto me hace acordar que tampoco estoy muy de acuerdo con la democracia y el derecho al voto, ni con la libertad de expresión ni con la penalización del aborto, ni con la prohibición de los casamientos entre homosexuales ni con la castidad de los curas (estas dos últimas están intimamente ligadas). Tampoco estoy de acuerdo con la destitución de Ibarra ni con la exclusión de Verón de la selección (estos dos últimos están intimamente ligados por la noche) y con un montón de otras cosas que no vienen al caso, como ser: la televisación de partidos de poker por ESPN, el castigo desmedido a la profesora hot por pegarse un revolcón en la escuela (envidiosos), el exceso de moral, el derecho adquirido por las víctimas a pedir cualquier cosa por el sólo hecho de ser víctimas, el aumento de la carne con el agravante de llevar inevitablemente a la muerte al mítico asado, la messimanía, el olvido de Brian Caruso, Fleco, Male y Fido Dido, todos ellos internados en una granjita rehabilitándose de sus adicciones, adicciones que llevaron a Male a venderle su cuerpo al doctor Miroli por unos pocos pesos mazorcas para conseguir la frula en barrio Ludueña.
Estoy en desacuerdo con muchas otras cosas pero hasta acá llegué. Esténse atentos que Lanese oí Rumores está de vuelta y ustedes pueden aparecer en él...