22 abril 2006

La distancia no te hace inmune

Incluido dentro de la nómina de "fugas de cerebros" que comenzó en el 2001 luego de la debacle delaruista, nuestro amigo y compañero Barra emprendió el exilio con la valija llena de ilusiones y Herbalife. Algunas pocas noticias fueron llegando desde el país que vio nacer a Truman Capote sobre el paradero de nuestro representante en USA.
Se dijeron muchas cosas y otras tantas se callaron y la distancia no hizo más que engrandecer los mitos y verdades de este personaje singular. Claro que Lanese oí Rumores nunca se casó con las versiones oficiales y a modo de primicia les acercamos la otra verdad, la que nadie se atreve a contar y la que todos tememos reconocer. Se habló mucho de sus amoríos interraciales, de sus nuevas costumbres religiosas, de su dieta a base de vegetales con forma peneana, y hasta de su debilidad por la política expansionista de George Bush. Todos estos datos son reales y son avalados por las pruebas que anónimamente fueron llegando a la redacción de este blog.
Triste realidad. "Tengo un tape", se escuchó del otro lado del teléfono. "Rial dejate de joder que no es el horario de Intrusos", respondí un tanto ofuscado. "Tengo un tape, que demuestra qué es lo que fue a hacer a Miami", volvió a decir aquella voz anónima sin cambiar el tono. Lo que siguió fue una negociación interminable para poder adueñarme de dicho tape. No importan los medios utilizados, sino que finalmente logré mi cometido y las pruebas están en mi poder. ¿A quién le interesa que para conseguirlo haya facilitado la prostitución infantil, un golpe de estado en Haití y el ingreso de 1500 toneladas de heroína al país?
Mis retinas no podían digerir lo que estaban viendo. Las imágenes eran un mazaso detrás de otro. Pasaban brasileras, chinas, negras, rusas, curas, burros, Dalma y Giannina. No había un hilo conductor, simplemente un clip hipnótico, un verdadero manual sexual, el kamasutra posmoderno. Sobre el final del video, de una duración de más de dos horas de meta y ponga, aparece nuestro amigo empilchado con una bata roja. "Ahora que Dalma se la chupe al burro mientras el cura le mete ostias en el culo a Giannina" dice a la cámara con una sonrisa picaresca desde su silla de director. Estas imágenes nunca se proyectan, sino que son la invitación a ver próximamente "Abotonados IV", la exitosa cotinuación de esta saga de películas pornos que Pablito dirige y protagoniza.
Como prueba de la popularidad que esta película está teniendo en los Estados Unidos basta con ingresar en el Google "Barrera + Abotonados" y verán una lista de más de un millón de sitios que contienen la información requerida. En la última entrega de los premios JAPI, dedicado a la industria pornográfica, Abotonados III se alzó con cinco estatuillas y Pablo logró el premio a mejor director. En la foto que ilustra esta nota se lo ve a Barra en el balcón del Kodak Theatre, lugar donde se realizó la ceremonia, acompañado por Manu Ginóbili, quien tuvo una pequeña participación en el filme por la que se quedó con el premio "Poronga Revelación".

21 abril 2006

El Regreso

Andrés Calamaro definió, mientras se comía a Julieta Cardinali en un lujoso hotel de alguna bella localidad española, que el nombre de su esperado retorno a las bateas sería "El Regreso". Para no ser menos, el director de este resucitado boletín, devenido por los avances tecnológicos y el bajo costo que representa en "blog", decidió titular de la misma manera su editorial para no sentirse menos que el roludo músico. Con la salvedad de que la ocurrencia no fue en los felices términos en que le cayó la ficha a Andrés. En esta mugrienta habitación los lujos sólo se ven en la tele que eternamente proyecta Fashion TV y Julieta Cardinali es tan solo un fondo de pantalla.
¿Por qué volver se preguntarán ustedes, si desde que se fue el Carlo no pasa nada divertido en este país? Pues por eso mismo, para hacer algo divertido y recuperar un espacio que durante algún tiempo nos mantuvo unidos. Y para acortar las distancias que nos separan desde hace algunos años con otros seres que tanto, pero tanto aportaron en los años de brillo de este medio. En esta vuelta Lanese oí Rumores no pretende hacer nada nuevo, porque tal como les contaba algunas líneas arriba, no está pasando nada nuevo. Por lo que la propuesta para este regreso será un refrito de viejos éxitos y cada tanto compartiremos actualizaciones que merezcan la pena ser publicadas.
El formato de blog permite su participación, querido lector. Todas las notas tienen la opción de agregar un comentario al final de la misma que automáticamente será publicado sin ningún tipo de censura, algo con lo que no estoy totalmente de acuerdo pero es parte del juego y debo aceptarlo. La censura es una dulce adicción, una vez que la probás no podés parar de teclear el supr, pero tengo conocimiento de que no está muy bien vista y que es políticamente incorrecta. Aclaro que de política no entiendo nada, salvo que cada tanto culpa de ella se suspende el fútbol un domingo para hacer algo que se llaman elecciones y que en general son en octubre. Esto me hace acordar que tampoco estoy muy de acuerdo con la democracia y el derecho al voto, ni con la libertad de expresión ni con la penalización del aborto, ni con la prohibición de los casamientos entre homosexuales ni con la castidad de los curas (estas dos últimas están intimamente ligadas). Tampoco estoy de acuerdo con la destitución de Ibarra ni con la exclusión de Verón de la selección (estos dos últimos están intimamente ligados por la noche) y con un montón de otras cosas que no vienen al caso, como ser: la televisación de partidos de poker por ESPN, el castigo desmedido a la profesora hot por pegarse un revolcón en la escuela (envidiosos), el exceso de moral, el derecho adquirido por las víctimas a pedir cualquier cosa por el sólo hecho de ser víctimas, el aumento de la carne con el agravante de llevar inevitablemente a la muerte al mítico asado, la messimanía, el olvido de Brian Caruso, Fleco, Male y Fido Dido, todos ellos internados en una granjita rehabilitándose de sus adicciones, adicciones que llevaron a Male a venderle su cuerpo al doctor Miroli por unos pocos pesos mazorcas para conseguir la frula en barrio Ludueña.
Estoy en desacuerdo con muchas otras cosas pero hasta acá llegué. Esténse atentos que Lanese oí Rumores está de vuelta y ustedes pueden aparecer en él...