12 junio 2006

Grita gol conmigo en Alemania


Anfitrión por naturaleza, Pancho abrió las puertas de su casa para ver el debut de la selección en el mundial.
Pintan unas ricas pizzas. Una tiene cebolla. Mucha cebolla. No me gusta la cebolla, pero igual la como. La de roquefort está güena y la napolitana no la prové. Acompañadas por la bebida imperialista por excelencia la espera del debut de la selección en el mundial se hace más amena.
Discutimos sobre la lista de Pekerman, las publicidades mundialistas, el desembarco en Normandía y si en realidad los celulares vinieron a remplazar a los Tamagochi. Ya estamos todos y no me dejan mirar un partido de lacrosse que pasan por ESPN. Negros ignorantes, no saben disfrutar de un deporte de elite.
No es un buen día para dejar de fumar. No soy un fumador, así que no estoy interesado en dejar el pucho. Muchos de mis amigos fuman y se potencian cuando juega la selección. El número de atados crece cuando entre los titulares están Burdisso, Cambiasso, Riquelme y Saviola. A algunos no le gustan. A otros sí. Y fuman, siempre fuman. ¡Se cagan en las leyes, viejo!. Estamos en Rosario, cuna de la Bandera y del asilo hot, y se cagan en las leyes. A propósito del asilo, ¿no es loco que destituyan al responsable del área de la provincia y a la directora del lugar porque a ésta un stripper le refregó la chota por la jeta en medio del geriátrico y no porque los viejos se cagan de frío y hambre? Efecto Cromagnon. Tiene que pasar algo para que se den cuenta de que están haciendo cualquiera. Me indigno sólo y le entro a los manices.
"Divide y reinarás", le metieron en la cabeza a Heinze y el Gringo se pasó todo el partido tirando pelotazos a dividir. Acepto y festejo las repeticiones desde distintas cámaras de las jugadas de riesgo pero no le veo sentido al reiterado comentario de Bilardo pidiendo que el Pato salga jugando del fondo en vez de tirar pelotazos a dividir. "Divide y reinarás" dice el bielsista Heinze con los pantalones hasta el cuello.
Los goles de Ayala, Crespo (ver foto), Saviola y Maxi Rodríguez hicieron estallar las gargantas de todos nosotros, pero dos veces fueron al pedo porque las anotaciones no fueron convalidadas. El ingreso de Palacio en el complemento nos hizo ilusionar con ver gambetas y amagues, pero que en vez de botines se haya puesto los patines que usó Ayala en la propaganda de YPF no tuvo nada que ver.
Me aislo de los festejos (¿hubo?) y me interno a ver los análisis que hacen en la tele y más que reflexiones veo cholulaje burdo. Francella, Nicole Neumann, Ingrid Grudke, y otros están en Alemania. El mundial más menemista desde el de Estados Unidos. No quiero decir que Kirchner sea como Menem pero sí que produce efectos similares. Un menemismo progre.
Coincido con los que piensan que Messi es un crack pero discrepo con los que lo llaman genio. Para mi Messi es mongui y esa es la clave de su éxito. No tiene la más puta idea de lo que representa, entonces le tiran la pelota y encara como si jugara en el barrio. El día que se de cuenta de dónde esta parado se entregará indefectiblemente a las drogas, las partuzas, engordará y empezará a hablar de sí mismo en tercera persona.
Para el cierre me pregunto: ¿La FIFA no piensa hacer nada con lo imbéciles que aún después del tsunami siguen haciendo la ola? ¿No les parece una provocación? ¿O acaso no sancionarían a Italia si a Francesco Totti se le ocurriera festejar un gol haciendo el avioncito para luego estrellarse y derribar a Inzaghi y Del Peiro?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

sta bueno.....m egusto mucho lo de Messi, puede que sea verdad...... Un abrazo negrito de mi alma.

Anónimo dijo...

AGUANTE ELVIS CRESPO!!!