31 julio 2010

El partido en los diarios de la época



En abril de 1974, en la ciudad de Rosario se publicaban los Diarios La Capital, La Tribuna y Crónica. Desde el 1º de abril al 2 de mayo de 1974, hubo un inconveniente laboral entre la patronal y los empleados del diario La Capital que llevó a suspender la salida del matutino. Aquel 2 de mayo en que vuelve a publicarse el diario, se publican textualmente los acuerdos con el personal gráfico y personal de prensa del diario en la página 7. La editorial del aquel día llevaba como título, "El díalogo reanudado". El encuentro disputado entre el Combinado de Rosario y la Selección Nacional fue el 17 de abril de aquel año, en pleno conflicto de los trabajadores con los dueños del diario, por lo que no hay registros en La Capital del desarrollo de aquel partido.
La Tribuna y Crónica sí le dieron cobertura al encuentro durante los días previos y posteriores al partido. A continuación alguno de los datos más relevantes:

La Tribuna - Lunes 15/04/74

“Llega mañana la selección”

El gran público de fútbol tiene la ocasión el miércoles en Newell’s de ver a la selección argentina. Eso será posible por la permanente gestión que ha realizado el Círculo de Periodistas Deportivos de Rosario para que se concretara el deseo de todos en ver a las figuras que irán al Mundial de Alemania.

Martes a las 16hs. Llega el seleccionado al aeropuerto de Fisherton.

A las 13hs. Llega José VAracka para ordenar todo lo relacionado con la concentración.

El miércoles doble jornada: final de la 3º división entre Rosario Central y Estudiantes.

Lunes a la noche se reunieron los técnicos Griguol y Juan Carlos Montes para designar el combinado rosarino definitivo. Bajas de Daniel Killer, Luis Sullivan y Roberto Cabral por lesión.

La Tribuna - Martes 16/04/74

“Rosario pondrá a prueba mañana a la selección”

(Foto de Carlovich) Pie de foto: “José Tomás Carlovich, la extraordinaria figura ‘charrúa’ tiene mañana la cita-motivo para que lo vean quienes no saben de sus extraordinarias y dúctiles condiciones”.

La gran conmoción que ha producido la presentación de la SelecciónNacional en una “doble jornada espectacular”, ha de verse reflejada en su máxima elocuencia, en la noche de mañana en el estadio de “las viseras”. El hincha – sostén de todos los vaivenes de fútbol – estará hartamente satisfecho por el suculento “menú futbolero” que le bgrindará el Círculo de Periodistas de Rosario, organizadora de esto que deseaba no sólo la afición de ésta, sino de muchas zonas aledañas.

19.30hs. final de 3º división del Campeonato Metropolitano de 1973.

22hs. Selección de Rosario vs. Selección Nacional

Los 17 jugadores del plantel de Rosario: Biasutto, González, Pavoni, Capurro, Mario Killer, Aimar, Carlovich, Zanabria, Robles, Obberti, Kempes, Carrasco, REbbotaro, Berta, Cornero, Sullivan y Carril.

Árbitro: Arturo Ithurralde

Argentina: Balbuena, Bertoni, Brindisi, Cocco, Chazarreta, Fillol, Glaría, Houseman, Paganini, Paolino, Potente, Poy, Sá, Santoro, Squeo, Tarantini, Telch, Togneri, Wolff.

Crónica - Martes 16/04/74

Los jugadores se encontraron a las 17hs. En el hotel de Córdoba y Corrientes. Descartaron por lesión a Daniel Killer, Bóveda y Cabral. De Central Córdoba Carlovich y Sullivan.

Suplentes: Carrasco, Rebbottaro, Berta, Cornero, Sullivan/Saldaño, Carril

La Tribuna - Miércoles 17/04/74

“Argentina en el Parque” y una gran final de Tercera.

Crónica - Miércoles 17/04/74

Pie de foto: “José Tomás Carlovich, el de la “zurda mágina”, puede tener su gran noche.

La selección luego de este partido partía a una Gira previa antes del mundial.

La Tribuna - Jueves 18/04/74

Tapa diario

“La selección bailó al compás de la milonga que te tocaron en el parque”

Anoche en el parque quedó demostrado que a Cap, efectivamente, le falta carne. No se trata del frigorífico, sino de la mismísima selección nacional de fútbol. Un brillante combinado rosarino bailó a costillas del descalabro ajeno, deleitó a las tribunas y anticipó un seguro papelón en Alemania, si las cosas no se corrigen antes.

Interior del diario

“Con alegría y desencanto” por Manuel Carlos Valdés.

Destacados

Así brilló Biasutto en las pocas intervenciones que fue exigido. José Luis Pavoni y Mario Killer fueron figuras en su línea al igual que José Jorge González y Capurro. Aimar mostró su espíritu y vitalidad. Tomás Felipe CArlovich mostró todo lo que sabe y exhibió un don que valorizarían todos; Mario Zanabria acompañó en todo momento y adelante la resolución de Robles para entrar, la habilidad de Obberti y la calidad de Kempes le dieron a Rosario y a los rosarino, la nota saliente ante el elenco mayor del país.

“Con CArlovich es un precio, sin CArlovich , es otro”

Lo lindo de esta reunión de la pelota con sus auténticos intérpretes, es que anoche el grito fue uno sólo, se olvidó de que éste era “canalla”, “leproso”, “charrúa”, para que las cuatro partes del estadio pleno se regocijaran y aplaudieran por igual a éste o aquél defensor de la combinación rosarina. Y una de las notas simpáticas, la que daría la pauta de cómo estaba el ambiente, es que al ser difundido el nombre de Don José Tomás Carlovich, los cuatro sectores levantaron la salutación impresionante. El largo “5” del sur no pudo menos que agradecer esa bienvenida, que le daba toda la falange de hinchas, marginando banderías. El había dicho a sus amigos: “Si puedo jugar de entrada verán los porteños lo que puedo hacer con la pelota”. Y agrandó sus deseos cuando así lo aclamó una multitud. Y esos que se habían encontrado en el vestuario, que no habían concretado ninguna práctica de conjunto, salieron con el dúctil representante del club de Gabino, a crear cosas en la interpretación del fútbol. Eran cabezas pensantes con ideas agitadas. Nada de seborrea. Lucidez y proclamación de virtudes. Y fue un reflorecer de “cosas no vistas”. Olvidadas en la tergiversación del fútbol, “reinventando pelotas”, tácticas de los Zubeldía y los Ignomirielo. ¡Cuándo estaba necesitando el juego popular esta fantasía! Y bastó una sola noche para que quedaran atrás retorcidos insólitos esquemas. Es que allí, en el Parque se había reencontrado el andar bohemio del baldío, allí donde también se sabe “quien es patadura o destinatario de una alta misión para los públicos entendidos”. Y fue Carlovich a quien no conocía “el gran soberano” el que alcanzó merced a esa cita, la rapidez de un justa notoriedad. Esa que también los compañeros con los que se encontró en el vestuario e hicieron migas ante los astros de AFA. Y es por esto que La Tribuna, que exaltó siempre la figura del 5 de los “charrúas” recogió el decir de un ruidoso hincha “Con Carlovich es un precio, sin Carlovich, es otro”.

Crónica - Jueves 18/04/74

¡Que baile compañero! por Guardameta

Un hincha exclamó: “Sí muchachos, todo está muy bien, hemos goleado a la selección, y yo como rosarino, estoy contentísimo con este triunfo que ha sido el reencuentro de las tribunas con ese fútbol típicamente criollo, suelto, alegre y vivaracho que nación en los baldíos y que se cubrió de gloria en los campos de juego de la vieja Europa hasta ser considerado uno de los mejores del mundo, pero si les digo que tengo una bronca bárbara, créanmelo ¿y saben por qué? Porque pienso que “este” equipo deshilvanado, lento y sin alma, será el encargado de representarnos en el Mundial de Alemania, ¿te das cuenta? ¡Lo que nos espera, hermano!




No hay comentarios.: